Día del Padre, toda una tradición


Mercedes García Sánchez

Domingo para festejar a papá.

 

¡Felicidades a todos los papás que nos leen! Hoy es un día especial, sobre todo en nuestro país. Por las arraigadas costumbres que nos acompañan desde antaño, el día de hoy celebramos al rey del hogar.

 

Las tradiciones en nuestro país siempre son un legado que se deja de generación en generación y que se conserva gracias al ímpetu de quienes hemos deseado que esto continúe. El día de hoy no es la excepción y la celebración a quien es el jefe de familia será motivo de fiesta nacional.

 

En México la primera celebración del Día del Padre se dio en 1946, luego de que la señorita María del Carmen Tostado, una lagunera de corazón, aunque nacida en Durango, hiciera una serie de gestiones, tocando puertas ante las altas esferas gubernamentales y de los medios de comunicación regionales y nacionales, hasta lograr que se hiciera la declaratoria oficial de la fecha que primero fue en esa ocasión en realidad un festejo de tres días, siendo hasta 5 años después que se estableció que fuera el tercer domingo de junio de cada año.

 

Regalos, globos, pasteles y deliciosas comidas son los principales regalos que se le ofrecen a papá por motivo de su día especial. Los restaurantes estarán saturados, y las tiendas de regalos y departamentales no serán la excepción, ya que las compras de último momento son comunes para quienes no planeamos con anticipación qué regalar a papá. Finalmente el propósito se cumple, y no hay regalo que un padre no aprecie, sobre todo porque lo recibirá de un ser que vino al mundo gracias a él. Este vínculo es permanente, y quizá sea esta la razón por la cual una tradición como ésta no dejará de existir al pasar de los años.

 

¡Felicidades papás!